• antoniaportalo

A todos los perdedores

Da igual si son mejores o no, si no venden no hay nada que hacer.

Cuántos trabajos buenos perdidos entre la inmensidad de esfuerzo y entusiasmo derrochados. Cuántas ilusiones rotas por falta de una triste visión comercial. Porque las obras necesitan receptores, aunque se piense equivocadamente que uno crea para él mismo y con eso es feliz. Ahora el creador no se basta con construir mundos nuevos, diferentes y atractivos; después de escribir un libro o pintar un cuadro comienza una nueva etapa difícil, quizá la que más, que es la de mostrarlo al mundo y que este esté interesado en apoyarle y adquirirlo.

Y si por mucho intento no consigue que una gran mayoría consuma su trabajo, este muere irremediablemente como el hijo que apenas ha comenzado a vivir. Y eso duele, os lo aseguro. Pero no importa, el perdedor está acostumbrado a sufrir... Cuántos artistas muertos de hambre, cuántos escritores incomprendidos... Un sinfín.

Y ,sobre todo, cómo llegar a que conozcan su trabajo entre tantos... Difícil, aunque para mí no existe lo imposible.


Los artistas, quizá son los que más acostumbrados están a caer y levantarse. A hundirse hasta tocar fondo, sabiendo que no queda otra que volver a renacer de nuevo buscando una nueva esperanza a la que aferrarse.

Y yo quiero pedir disculpas a todos los que avasallo con mis publicidades, con mis post repetitivos, a veces, sobre mis palabras y pinturas. No me los tengáis en cuenta, pasad de largo si no son de vuestro interés o agrado, no es mi intención atosigaros, solo quiero mostraros mi trabajo y ofreceros mi verdad. Esa que necesito sacar al mundo sin limitaciones, y que espero ayude a muchas personas, o al menos, os haga olvidar las penas y pasar unos momentos agradables.


Una perdedora, orgullosa de continuar en la lucha y en la vida.


Antonia Portalo

#perdedores #relato #literatura #arte #portaloart #pintandopalabras #atardeceres #esperanza #esfuerzo #perseguirsueños





200 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Mil soles espléndidos

Aunque ya ha amanecido y los primeros rayos de sol deslumbran mis ojos, incluso cerrados,como cada mañana me hago la remolona. No tengo prisas, por fin conseguí que el tiempo me pertenezca por complet