• antoniaportalo

PRÓXIMAMENTE...

Actualizado: abr 26

¡la primera vez!, Esa que nunca se olvida y siempre será especial...

Hoy os quiero adelantar el prólogo de mi primer libro.



PRÓLOGO


Hay libros llenos de aventuras asombrosas que ponen tu corazón a cien y provocan una lectura rápida, ávida de sorpresas y acontecimientos; otros narran historias que caen a plomo en tu alma y permanecen allí durante mucho tiempo; algunos activan tu cerebro y lo llenan de ideas nuevas o antiguas que no habías contemplado y que renuevan tu pensamiento inquiriéndole reflexiones profundas; y unos pocos, solo unos pocos, consiguen emocionarte de muy diversas formas y, como en el encuentro largamente esperado con ese viejo amigo, avivan sensaciones olvidadas que te despiertan a la vida con otro color, con otra mirada. Estas lecturas nunca las devolverás a la estantería de la biblioteca, se quedarán en tu mesilla de noche porque subrayarás párrafos y resaltarás imágenes que desearás releer en más de una ocasión.


A estas últimas pertenece Miradas desde mi interior. Desde la primera página hasta las últimas líneas del libro las palabras te secuestran y, envuelta en una nube, te adentras con ellas en lo más profundo del espíritu de la autora. Recorres junto a ella sus galerías del alma, como dijo el poeta. Pero sin distinguir el momento, sin apreciar cuándo, esas galerías comienzan a ser las tuyas. Mezclados con los recuerdos que lees aparecen tus propios recuerdos, las evocaciones que percibes se imbrican con los retazos de tu memoria de tal forma que ya no puedes separar la historia que emana del libro de tu propia historia. La familia, los amigos, las ilusiones, los miedos de ella son también tu familia, tus amigos, tus ilusiones y tus miedos.


El poder de la palabra para sugerir, para trasladar, para hacer sentir y vivir es innegable. Si además unes a la palabra la ilustración correcta, bien hecha, coloreada con las pinturas que fluyen de una sensibilidad exquisita y perfilada con los trazos que guía el corazón, entonces tus sentidos parecen multiplicarse y las realidades que has rememorado con la mente empiezan a cobrar forma a tu alrededor.


Y dejas de viajar para vivir, o revivir, la estampa. Porque sobre todo eso es esta obra. Una sucesión de estampas que Antonia Portalo rescata de su memoria y ofrece al lector con una sinceridad tan deliciosa que uno no puede más que recrearse en ellas y paladearlas, saborearlas despacio, sin prisa, encontrándose, sin buscarlo, en ese remanso de paz tan necesario, tan agradablemente deleitoso.


Olga Montero Batre


164 vistas

© 2019 por Antonia Portalo Sánchez

  • Facebook Clean
  • Blanco Icono LinkedIn
  • YouTube - círculo blanco
  • Blanco Icono de Instagram