• antoniaportalo

Tu vida

Actualizado: 10 ago




«España patria querida, Extremadura la bella. Orgullosa estoy de ser española y extremeña.

Año 1937, día 22 de abril, fecha de mi nacimiento. Hija de padres humildes, labradores y granjeros.

Mi patria se hallaba en guerra ansiosa por conseguir esa paz que años más tarde de ella pudo presumir.

Del fruto de aquellos padres la quinta hembra fui yo, al llegar bien recibida aunque esperaban varón...»

— ¿Te gusta, madre?, la escribiste tú, eres poeta. ¿Lo recuerdas?

Ella sonríe y me mira con sus ojillos chispeantes de emoción. Yo siento que algunas palabras de sus versos se le clavan en el alma. Entonces tomo sus manos entre las mías y las aprieto con ternura.

Cuántas veces releí la poesía de tu vida sin entender que había un propósito escondido tras ella. Cuántas veces hojeé tu pequeño libro de poemas disfrutándolo sin más. Y no fue hasta ahora que descubrí que este era el cofre más preciado donde guardabas tus recuerdos, esos que se desvanecieron con el tiempo, que arrastró tu enfermedad del olvido hacia no se sabe dónde. 

Esta mañana mientras me mirabas profundamente a los ojos comprendí que debía recopilar tus vivencias, algo en mi interior me animaba a hacerlo. Tal vez así tu vida volviera a cobrar sentido, aunque solo fuera durante un tiempo, durante los momentos en los que yo pueda leeértelo y tú recuerdes en alguna de las palabras algún nombre, alguna frase…, y lo transformes en sentimiento.

Aunque ya moriste una vez yo no me resigno a rescatar de tu mente algunas pizcas de tu vida pasada, esas pocas que aún quedan y que se van desvaneciendo como la bruma en un día soleado. 

¡Qué difícil resolver el duelo de tu primera muerte teniéndote presente! Aunque solo queda tu sombra envuelta en silencio, pues tus palabras ya se desintegraron, continúa aquí el destello de tu sonrisa, la luz, cada vez más tenue, de tu mirada y ese olor a olvido implacable.

Hoy quiero hacerte renacer. Esta es tu vida y yo la ato con todas mis fuerzas a esta historia para que nunca desaparezcas. El recuerdo combate a la implacable muerte, y mientras haya alguien que te recuerde no morirás jamás y yo nunca te olvidaré, te lo aseguro.


Antonia Portalo


#pintandopalabras #alzheimer #mimadre #olvido #sinmemoria #relato

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Tu nombre