• antoniaportalo

Una gran noticia...No se las lleva el viento, mi próxima novela, entre las 10 mejores...

No se las lleva el viento, mi próxima novela ha sido seleccionada entre las diez mejores de entre más de cien, en el concurso Audi, por la editorial Universo de las letras del grupo Planeta. Al final solo quedaron seis, y en este segundo proceso, quiero creer que solo intervino la suerte. Pero yo me siento muy afortunada y no puedo dejar de compartirlo con todos vosotros que me apoyáis siempre.

Aún queda para que salga a la luz. Mientras tanto continúa siendo la protagonista, sin lugar a dudas Las palabras calladas.

¿Qué aún no la has leído?...¿A qué esperas? Te va a encantar.

https://libros.cc/Las-palabras-calladas...




Os regalo un pedacito.



Hacía tanto tiempo que no escribía con un bolígrafo en papel que le resultó complicado al principio. Su letra irreconocible iba desparramándose adherida a la tinta negra que surcaba la superficie de la primera hoja de aquel libro vacío y blanco como su memoria. Se sintió un colegial, lo artesanal había regresado por un breve momento, se apeó del progreso y las tecnologías…, el placer por lo manual comenzó a ilusionarle como cuando era un niño en sus primeros días de colegio. El pasado resurgió con calma a través de los gestos que arrastraban al bolígrafo henchido de recuerdos, definiendo cada palabra. Poco a poco, estas se deshilachaban en letras de abecedario y guardaban cola a su vera hasta conformar sus pedacitos ya vividos que ahora se imprimían para siempre en una superficie blanca y luminosa como su alma.


Pasó de puntillas por su infancia, la ternura de unas manos acariciándole, la suave voz susurrando nanas a sus oídos en un tiempo que se le antojaba lejano y teñido de pardos y sepias descoloridos, se le apareció ante él. Desanduvo el camino, recorrió los senderos de nuevo intentando avanzar hasta el presente, tuvo que pisotear los pedazos de su adolescencia, los recogió uno a uno recomponiéndola con cuidado. Después se aventuró hacia su juventud rebelde y atrevida, y continuó ascendiendo la serpenteante montaña hasta detenerse en la cima. Desde allí oteó el horizonte lejano entonces y ahora difuso entre la niebla sórdida y grisácea.


Fragmento de No se las lleva el viento


Antonia Portalo 2021


Pintando Palabras

190 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo